La noche en Santiago

Desde mis inicios como fotógrafo me relacioné con la noche, muy chico, menor de edad, ya fotografiaba bailarinas, cómicos y magos en el Cabaret 1100, después llamado Crazy Horse y actualmente Pasapoga. Era un ambiente que me marcó en lo profundo. Aprendí a trabajar en condiciones de luz difíciles para la época, con mucho esfuerzo llegaba a forzar mis películas blanco y negro Kodak Tri X a ISO 3200, fue una época de toques de queda y restricciones vehiculares lo que muchas veces me obligaba, al igual que a los parroquianos, quedarnos encerrados en el Cabaret hasta que se levantara la restricción. Aún recuerdo los sonidos, carcajadas, llantos, olores a encierro, humo de cigarro y el aroma a perfume barato. Quise en estas fotografías transmitir mi recuerdo de aquella época después de 37 años de mis inicios.

Mis agradecimientos a cabaret Lido de Santiago

H O M E |R E G R E S O |C O N T A C T O
F a c e b o o k
I n s t a g r a m